window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-42352589-1'); gtag('config', 'G-ZE9DRNNMXL');

ESPECIALISTAS EN CONFECCIÓN A MEDIDA

Manta / Plaid Civetta

135 269 

 €

Recta

Inglesa

Recta
Inglesa

El monte Civetta domina los Dolomitas con su altura de 3.220 m y es una de las cimas más deseadas por los alpinistas. 

Como la lana de alpaca. Si buscas finura y delicadeza extremas, te enamorarás de ella.

Puedes pensar que es lo mismo que el cashmere, pero aunque te parezca imposible  es todavía más suave y más cálida.

Esta manta confeccionada con un 30% de lana de alpaca, te arropará en los días fríos y hará de tu habitación un lugar del que no querrás moverte.

 

Seguir Leyendo

Si buscas “el Ferrari de las lanas”, la calidad extrema, superando incluso al cashemere y al mohair, acabas de dar con ella. Se llama alpaca.

Ligera, cálida, resistente, hipoalergénica, natural, transpirable… Todo en versión TOP.

¿Sabías que la alpaca es un animal muy parecido a la llama? De la alpaca se extrae este tipo de lana. Y por esa razón lleva su nombre. Lógico, ¿no?

¿Cómo se lavan las mantas?

Pues depende… Depende de la composición y también del tamaño. Pero antes de nada, debemos aclarar lo siguiente: no es bueno lavar muy a menudo las mantas. Lo que te recomendamos es que frecuentemente, las sacudas y las dejes al aire libre unas horas. También se cepillan de vez en cuando, para evitar que formen pelusas. De ésta forma, tendrás tu manta libre de polvo y ácaros.

Ahora bien, si eres super experto en lavado de ropa delicada, podrías seguir los siguientes pasos. Ojo! Sólo si eres un experto!

  • Las mantas de cashmere con seda:

Nuestra recomendación es llevarlas a una buena tintorería, sólo cuando realmente sea necesario.

  • Las mantas de cashmere, alpaca, lana fina merino y lana lavada:

Se pueden lavar en la lavadora al igual que tu jersey favorito. Siempre que no sean demasiado grandes y no entren en ella, claro.

Debes utilizar un detergente indicado para este tipo de prendas y seleccionar siempre un programa de ropa delicada con agua fría, 30ºC, para que tu manta no encoja. Ojo, porque en ocasiones las lavadoras incluyen un programa delicado para lana, con una temperatura a 40º. ¡No lavar jamás la lana a más de 30º, porque te quedas sin ella!

No te recomendamos utilizar suavizante. El jabón que utilices le dará un agradable aroma a limpio a tu manta y no correrás el riesgo de que quede apelmazada.

¿En qué se diferencia el cashmere de la lana de oveja merino?

Ambos tejidos son naturales y de una excelente calidad. Tienen propiedades parecidas pero no son iguales.

La lana merino es la lana de oveja más suave. Sus fibras son finas y elásticas. Por eso no pica en contacto con la piel. Es termorregulable, apta para utilizar todo el año. Regula la humedad de forma parecida a como lo hace nuestra piel y es también una fibra resistente y por tanto duradera.

El cashmere o cachemir proviene de una raza específica de cabra. Concretamente se extrae del cuello del animal. Es también muy suave y podemos decir que gana en calidez, que no en calidad a la lana merino. Actúa también como un termostato en contacto con la piel y no causa tampoco picor alguno.

Composición:  65% lana merino y 35% alpaca

Peso: 320 gr /mq

Medidas: 130×200

160×210

210×260

PRODUCTOS RELACIONADOS

Ir a Arriba